20 Grandes en Blanco y Negro y hacia atrás: Nº 4

Quien me conoce bien sabe que dos de mis debilidades son escuchar música en la carretera y enchufarme a The Doors a toda castaña. Lo mejor de todo es que ambas son perfecta y necesariamente compatibles si el piloto lo permite.

El primer álbum de la banda californiana -titulado de forma homónima- contiene once auténticos homenajes a la música destinados exclusivamente al gozo de los oídos, los pulmones y los cojones del alma: desde Break on through hasta The End pasando por Alabama Song, la celebérrima Light my fire o la que aquí nos ocupa: Back Door Man, una de las dos piezas que no fueron compuestas por su virtuoso y excéntrico vocalista Jim Morrison.

Si The Doors pasa a la historia será, entre otras cosas, por hacer de cada uno de sus recitales toda una orgía melódica para los sentidos y una fiesta absolutamente imprevisible donde tenía lugar la demostración más sobrada de talento que se haya visto jamás sobre un escenario. Pura magia, tremenda exhibición y derroche sin igual.

Anuncios

Una respuesta a “20 Grandes en Blanco y Negro y hacia atrás: Nº 4

  1. Recomiendo vivamente el documental “When you´re strange” sobre las peripecias de esta gran banda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s