20 Grandes en Blanco y Negro y hacia atrás: Nº 1

Quizá el nombre de Άννα Μαρία Καικιλία Σοφία Καλογεροπούλου resulte tan desconocido como ilegible para quienes no practican el griego (ni lo hablan). Muchos incluso creerán que si hablo de La Divina me estaré refiriendo a algún presentador de Telecinco. Pero nada que ver, sépanlo.

Para nombrar a Maria Callas es necesario primero que nos pongamos de pie. A continuación nos colocaremos correctamente la corbata, la minifalda o ambas cosas (allá cada uno) al tiempo que alzamos discretamente la vista para, acto seguido, abrir las ventanas de los oídos de par en par y dejarnos llevar al fin por la profunda magia de la soprano más grande que ha dado la Naturaleza al mundo en otra clara demostración de su intermitente sabiduría.

La mejor actriz de todos los tiempos sobre un escenario no recitaba los textos sino que los cantaba y los hacía tan carnales como inalcanzables. Jamás he visto una mujer tan extremadamente frágil y a la vez capaz de mantenerse tan firme y elegante para después hacernos levitar con la única energía de su voz. Claro que la Callas es la Ópera en todo su esplendor y su excelencia la eleva a la máxima potencia de la expresión humana. Inmensa.

Por eso ella es la única que podía cerrar esta colección. Y ahora, brindemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s