Berlanguiano

Luis García Berlanga y su obra (que forman un mito único e indivisible) son el principal referente para muchos de los que hemos elegido el idioma del cine como gran excusa para contar historias.

Se ha ido el mejor director español de todos los tiempos.

Absolutamente insuperable. Simplemente brillante. Irónicamente inconfundible.

Pero siempre nos quedará su cine, que es más nuestro que ningún himno ni bandera porque cada minuto de su infinito metraje es el patrimonio más importante del intelecto individual de cada español.

Gracias por habérmelo enseñado casi todo de este maldito país, don Luis.

Por buscarme la carcajada, por hacerme sentir menos tonto y por darme alas para imaginar.

Gracias, gracias y mil putas gracias.

‘Y ni fueron felices ni comieron perdices,

porque allí donde haya ministros un final feliz es imposible’.

(‘La escopeta nacional’)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s