Despierta, Morente

No dejes tu Graná huérfana del sentío común de tus fandangos.

No dejes tu Albayzín mudo de tarantas y de soleás.

Te lo ruego, Enrique: golpea otra vez tus nudillos contra la mesa y despiértate por siguiriyas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s