Chapando garitos

El cierre de un bar (sea el que sea) siempre es una mala noticia en la que perdemos todos, asiduos o no.

Ahora chapan Iroquai y Mosses: dos lugares necesarios por lo que ofrecen y, sobre todo, por la ciudad donde lo ofrecen.

Y es que la calidad de una ciudad se mide, entre otras muchas cosas, por la oferta de su Noche y de la gente que vive de, en y para ella. Y no es que Jaén vaya precisamente sobrada como para ir deshaciéndose de sus garitos como si nada. Pero así nos va.

‘Que no te cierren el bar de la esquina’, canta un gigante con bombín que nunca sonó en las paredes de esos pequeños locales de copas que ahora cierran dejándonos a todos un poco más huérfanos de tenerle tantas ganas a la Noche.

Incluido yo, incluidos ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s