Rebota, rebota y en tu dios explota

Ya, ya sé que los debates que nos ofrece la TV son tan estridentes y vacíos que no necesitan de parodia alguna para que nos duela el vientre primero por la risa y después por la indignación. O al revés. O incluso por ambas cosas a la vez.

Pero cómo no caer en la tentación cuando el asunto es tan jugoso e irracional como la religión. Cómo no pecar riendo cuando uno de los cómicos participantes es el todopoderoso Steve Carell. Yo confieso que no he podido ni he querido controlarme.

Al infierno vamos todos (y sin harén, claro). O vete tú a saber.

Amén.

Anuncios

Una respuesta a “Rebota, rebota y en tu dios explota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s