Ocho años después

Ocho años después los culpables continúan impunes. Mientras la Justicia sigue jugando al despiste, a nosotros nos toca seguir luchando a través de la palabra: el único arma efectivo para defender el derecho a la vida y a la información libre en el frente.

Ocho años después seguimos exigiendo responsabilidad y acción política para dar a José Couso la justicia que merece.

Mi amigo Javier – un tipo entrañable – es el hermano de José y lleva ocho años peleando a la contra por la causa. No hace falta decir que seguirá haciéndolo con todas sus energías hasta conseguirlo. Ánimo: la Justicia llegará más pronto que tarde.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s