Excuse my vulgarity

Todas las mañanas me lavo la cara, me miro en el espejo y me hago de nuevo la misma pregunta: Where’s that Joe Buck? Reconozco que me gustaría ser tan camaleónico como Dustin Hoffman, pero al acabar el día descubro que sólo soy otro Ratso Rizzo más.

Uno de los mejores inicios de la historia del cine corresponde también a una de sus películas mas valientes e inmortales. No te des el lujo de vivir otra semana sin verla, cojones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s