Landismo eterno

 

Yo no creo ni en Dios, ni en Franco, ni en Don Santiago Bernabéu. Pero sí creo en los poderes emocionales de San Alfredo Landa.

Uno de esos animales que me empujan a escribir, uno de esos portentos que me vuelcan el estómago en cada frase, en cada mueca.

landa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s