Micah la lá

Decir que Micah P. Hinson es un tipo raro resulta demasiado facilón, pero no deja de ser cierto. Teniendo en cuenta el miedo, el odio y el poco respeto que crean en el mundo los tipos que presiden su país, llamar ‘raro’ a este tío es un piropo que le hace justicia.

Si Bob Dylan o yo mismo (por buscar dos polos opuestos en cuanto a inteligencia) hubiésemos nacido en la misma ciudad que Elvis y al poco tiempo nuestros padres nos hubieran obligado a mudarnos al rancio estado del (hijo de) Bush, probablemente también habríamos acabado vendiendo el coche, la novia y hasta la banda de música para falsificar recetas y poder conseguir medicamentos.

Micah es yanqui, lo parece y es un gustazo que lo sea. La gente se ríe pensando que el tío está pillao de la cabeza, pero en realidad es él quien se ríe en nuestra puta cara tocando sus temazos y apretando fuerte su guitarra contra el pecho. Ver a este guiri paseando esta hermosa melodía por las calles de París es tan inquietante como escuchar a Bob Marley en el hilo musical de un Burger King.

La locura de Micah (se dice Maica, como una amiga mía) me hace dudar una y otra vez de nuestra supuesta cordura.

Anuncios

Una respuesta a “Micah la lá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s