Sobredosis de humor negro

 

Comer carne cruda en un restaurante mientras de fondo suena Amy Winehouse. Retroalimentación en estado puro.

Que levante la mano quien nunca se haya pasado de la raya. Amy, tú ya puedes bajarla.

Los padres de la Winehouse creen que su hija nunca se pasaba de la raya.

Verás cuando se entere su camello. Otro más pa’ el paro.

Cortar rayas sobre un disco de Amy Winehouse a modo de homenaje.

La Winehouse ha muerto a las tres y no sé cuántos picos.

Amy que me registren.

Sus vecinos dirán que no se lo esperaban, que era una chica sana, divertida y amiga de sus amigos. Todo eso aguantándose la risa, imagino.

No tendrán que maquillar el cadáver de Amy. Pero sí desinfectarlo.

Anuncios

Una respuesta a “Sobredosis de humor negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s