San Lucas, qué horror

 

Relato de una cadena de HORRORES acontecida durante una madrugada de feria:

1. Uno o varios GILIPOLLAS (siendo generoso) deciden tirar un váter portátil con mi amigo dentro, porque debe ser algo muy gracioso. Mi amigo queda atrapado dentro, sufriendo algo tan desagradable que difícilmente podemos llegar a entender o describir con palabras.
2. Una vez que mi amigo logra escapar del interior, descubre que hay GENTUZA (siendo generoso) que ha contemplado la salvajada y que, en lugar de acudir a ayudarle, prefieren partirse de risa. Porque insisto: debe ser algo muy gracioso.


3. Mi amigo, herido y cubierto de mierda, acude a la Policía para denunciar los hechos y la nula vigilancia de los (ir)responsables. Lejos de ser tratado con la atención que merece, recibe ese desprecio absoluto únicamente a la altura de nuestros “agentes de seguridad ciudadana”.


4. La periodista (siendo extremadamente generoso), decide publicar el nombre de la víctima dentro de la noticia. Total: puestos a echarle mierda, qué importa que trague un poco más. Si en Jaén nadie conoce a nadie.


5. Ayuntamiento y Policía presumen públicamente de haber gestionado con éxito una feria donde han reinado el buen ambiente y el respeto.


6. Ahora toca olvidar, sospechar y buscarle intereses ocultos a mi amigo.

Anuncios

Una respuesta a “San Lucas, qué horror

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s