La boca agua

 

Nadie supo combinar jamás el humor, la tragedia, la miseria, la rabia
y la lógica del azar con la misma eficacia que Paul Thomas Anderson.
En su cine me reconozco persona, me confieso maldito, me hallo inútil.
Referente absoluto. Coherente con lo más incoherente del ser humano.

La angustia como medio de transporte y la taquicardia como trayecto.
2015 abre con su nueva película, otra vez con Phoenix dándolo todo.
Y obviamente, “me se” hace la boca agua con este pequeño adelante.

Anuncios

Una respuesta a “La boca agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s