Nada que celebrar

 

Día profundamente triste para un país que carece de un documento
que garantice la integridad e inviolabilidad de los derechos civiles.
Un documento basado en el más absoluto laicismo institucional
y en el respeto al pluralismo, las diferencias, las minorías y la cultura.
Un documento construido por y para todos los ciudadanos,
no sólo por y para unos pocos privilegiados e intocables.

Un documento que atienda a las necesidades y prioridades
de todas las personas sin exclusión por raza o sexo.
Un documento que luche contra la diferencia de clases.
Un documento que fuerce el entendimiento entre la clase política
e impida el inmovilismo que siempre perjudica a los mismos.
Un documento ocupado en el presente
y orientado al futuro,
no anclado al pasado.

Un documento que defienda al trabajador frente a unos poderosos
amparados por leyes destinadas a camuflar la esclavitud.
Un documento que ensalce a los “tontos” y castigue a los “listos”.
Un documento que abogue por el pensamiento crítico y científico
contra el conformismo, las creencias, supersticiones y prejuicios.

Un documento que apueste por las oportunidades y los méritos
contra el oportunismo y los tratos de favor según los apellidos.
Un documento que proteja a quienes están dispuestos a luchar
para mejorar su tierra, no a quienes pretenden sacar provecho de ella.

Un documento para un país, no para un cortijo.

Captura de pantalla 2014-12-06 a las 11.52.53

Anuncios

Una respuesta a “Nada que celebrar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s