PARÁSITOS EN LA VIDA, FELICES EN EL CINE

FOR-MI-DA-BLE. Anoche fui conquistado, invadido, saqueado, devastado, arrasado por Bong Joon-ho y su GISAENGCHUNG. No es una obra maestra, es bastante más que eso. La The Grapes of Wrath del siglo XXI. CUÁNTO NECESITÁBAMOS ESTA PUÑETERA PELÍCULA. Y qué poquito caso le va a prestar ese gran público que, en realidad, es tremendamente pequeñito si no lo medimos por su cantidad sino por su capacidad de atención, análisis y exigencia.

John Ford lloraría de felicidad en su butaca, pero miraría alrededor y estaría muy solo en la sala mientras el resto de espectadores aplaude otra joya que, aún siéndolo, seguiría estando lejísimos de esta patada en el cerebro del estómago.

Queridos cineastas from the USA: por más dinero y fama que tengáis (de forma merecidísima) hace ya bastante tiempo que sois el Griezmann del entretenimiento. Tenéis toda la técnica y el talento, los mejores profesionales a vuestra disposición, pero no podéis comer en la misma mesa que los asiáticos -y que muchos europeos-. Jamás contaréis una historia con taaantas capas, intenciones, mala baba y, sobre todo, taaan anticapitalista.

Captura de pantalla 2019-11-25 a la(s) 16.08.45.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s